V-Train reduce el peso en torno a 20 gramos respecto a las anteriores versiones para gimnasio, son una auténtica pluma. Aunque la novedad más importante la encontramos en el nuevo sistema de ajuste que se rediseña por completo adaptándose a las necesidades de los que realizan ejercicios explosivos y exigentes. La mejora del ajuste se produce gracias a la combinación de cordones y banda de velcro pero sobre todo al refuerzo de polímeros situado en la zona media de la zapatilla (pensado además para trepar la cuerda sin que la zapatilla sufra).